Acompañamiento psicológico · Maternidad en solitario · Motivos para tener un hijo · Soñando a tu hijo · Toma de decisiones

madre sola por elección

Las mujeres que optan por ser madres solas tienen que estar preparadas para afrontar cuál es su realidad. A diferencia de las parejas heterosexuales que van a la consulta de Reproducción con un diagnóstico de infertilidad o después varios años de búsqueda infructuosa, algunas mujeres solas que deciden ser madres, acuden a la consulta generalmente con la fantasía de que con una pequeña ayuda quedarán embarazadas a la primera. En ciertas ocasiones esta no es la realidad puesto que descubren que su reserva ovárica está agotada y se llevan una sorpresa muy desagradable.
Por este motivo, los especialistas en Reproducción Asistida recomiendan que en cuanto una mujer tenga claro que la maternidad es una prioridad en su vida, debería acudir a una consulta especializada para valorar su salud reproductiva, recabar la información necesaria para organizarse y actuar según las alternativas de las que disponga. Todo esto va a repercutir de manera positiva en el proceso posterior, tanto a nivel emocional, clínico como económico.

En ocasiones se tiene la idea romántica de tener un bebé porque se está sola o porque es lo que falta para realizarse como mujer. Hay que sopesar diversas cosas, desde la estabilidad laboral, la organización cuando el niño nazca, disponer de un colchón económico para costear los tratamientos y también para mantener a ese niño.
Tener un hijo ha de ser algo muy meditado, especialmente si la principal responsable del desarrollo y educación de esos niños eres tú. Al igual que cualquier familia será necesario un apoyo externo, pero es importante ser previsora.

¿Por qué renunciar a tener un hijo si no encuentras la pareja que a ti te parece la adecuada?

Si te sientes identificada, pero aún no te has atrevido a dar el paso, te animo a que recojas toda la información necesaria antes de iniciar este viaje puesto que, te adelanto, no será fácil.
Antes de nada, decirte que me pareces muy valiente. Sé consciente de ello, esa fortaleza te empujará a buscar tu camino.

Si tú estás valorando esta opción, te sugiero varias cosas:
En primer lugar, que la decisión de ser madre sola sea una decisión meditada. No conozco a nadie que después de haber nacido su retoño se haya arrepentido, pero sí te puede pasar que en la búsqueda te surjan miedos, cosa que es muy corriente, y también que tengas dudas de cómo llevarás a cabo la crianza tu sola. Esos miedos que van apareciendo durante el proceso, son los que te pueden llevar a abandonar, si no tienes las ideas muy claras.

Valora el apoyo externo con el que cuentas para seguir adelante en los momentos difíciles. Te hará falta poder arrimar el hombro en más de una ocasión a tus familiares y amigos para que te animen a seguir adelante. El apoyo es fundamental en este tipo de tratamientos, sentirte sola no te beneficiará, todo lo contrario.

Conoce toda la información sobre los aspectos legales de la donación de gametos, semen u óvulos. Creo que éste es un tema muy extenso para tratar en un par de líneas, por lo que te hablaré de ello en otro post para poder conocer toda la información que rodea la donación de gametos.
Tan solo decirte, que no tengas ningún miedo relacionado con este asunto, puesto que las personas que donan pasan por unos controles exhaustivos, que garantizan que no existe riesgo de transmisión de enfermedades graves tanto físicas como psicológicas a la descendencia.
Como te digo, este tema de la donación ya lo trataremos en otro post más adelante, porque es un tema realmente apasionante.

Ten claro cómo afrontarás tu situación de ser madre sola en tu entorno. Es una pena que hoy en día todavía haya personas que se cuestionen esta elección, pero las hay. Por tanto, tienes que estar preparada para enfrentar esta situación que puede generarse a tu alrededor. Puede que seas de las que tiene las ideas muy claras y te resulte fácil tratar este tema, pero si no es así, podrías prepararte algunas contestaciones con las que te sientas segura.

Resuelve tus miedos. Párate y piensa cuáles son tus miedos, qué es aquello que te está paralizando. Haz una lista de todas esas cosas e intenta abordar cada una de ellas. Solamente así, lograras superar esos miedos. Todos los miedos pueden vencerse con un poco de trabajo sobre ellos.

Una mujer me comentaba lo siguiente:
“Mi mayor miedo es pensar cómo voy a hacer frente a la maternidad yo sola. Deseo profundamente ser mamá, pero no tengo pareja. Estoy agradecida de que las mujeres como yo podamos recurrir a la ciencia, pero tengo un miedo atroz de pensar en cómo podría cuidar yo sola de mi bebé. Tengo familia y muchos amigos, pero cada uno tiene sus vidas, y soy consciente de que no puedo contar con ellos para todos los momentos, sino para los momentos puntuales.
Me surgen muchas dudas y temores, ¿Cómo me voy a organizar con los horarios de trabajo?, ¿Podré afrontar los gastos yo sola con la inestabilidad laboral que existe y sin otro sueldo del que tirar?. Me gustaría darle lo mejor ¿y si no puedo? ¿Será egoísta por mi parte haber traído al mundo a un niño que no ha elegido nacer?. Tengo miedo de educar a mi hijo sin un referente masculino porque no hay hombres cerca en mi familia. Además no sé cómo voy a afrontar el momento cuando mi hijo me pregunte por su padre”

Probablemente son muchas las preguntas que te haces y pueden llegar a aturdirte, sobre todo si te las haces de golpe. En este caso seguramente te bloquees y no encuentres respuesta a ninguna de ellas.
Te recomiendo que las escribas en un papel y vayas una por una, respondiendo y buscando soluciones reales.
Si te das cuenta, algunas de estas preguntas que te puedes hacer como madre sola, se las puede hacer también una mujer que tiene una pareja. Los dilemas son los mismos.
Algunas otras cuestiones no, como es la crianza sin un referente masculino. Existen asociaciones de madres solas por elección, de familias monoparentales, de familias homoparentales, que te pueden aportar información sobre la crianza en este aspecto.

Lo de decirle a tu hij@ quienes son sus progenitores, ya lo irás pensando poco a poco. Ahora no es momento de hacerlo. Si llegada la ocasión tienes dudas, podrás solucionarlas y si necesitas asesoramiento sobre cómo hacerlo puedes encontrar información en varios libros preparados para leerlos junto a tus hijos donde se trata el tema de una manera fácilmente entendible para ellos.
“Cloe quiere ser mamá” es un cuento para explicarles a los más pequeños que sus madres decidieron libremente traerlos al mundo en solitario, pero que ni ellas ni sus hijos están solos.
“Mi pequeño Milagro” es otro cuento para leer a los niños pequeños, que relata de forma sencilla y breve cómo se conciben los hijos mediante la técnica de reproducción asistida con donación de óvulos, haciendo hincapié en que el proceso de embarazo y nacimiento, no es distinto al de concebidos en forma natural, y que, de existir alguna diferencia, es precisamente que los hijos que nacen gracias a esta técnica son “especialmente deseados”.

El estado emocional que tienes en estos momentos y todos esos miedos te bloquean y no te dejan tomar decisiones. Resuélvelos poco a poco y verás las cosas con mayor claridad.
No te precipites, detente y reflexiona. Escucha lo que te dice tu corazón. Las cosas hechas desde el sentimiento, generalmente salen bien.

Tampoco se trata de tener todos los cabos atados, puesto que, en la maternidad, como en otras cosas, la improvisación es una virtud. Puede que tengas pensadas cómo quieres hacer las cosas y más tarde, hagas todo lo contrario. Por eso te digo que, aquello que puedas tener planificado, como la logística y la economía, lo puedes ir valorando, pero otras cosas van a ir saliendo en el camino. Ésta es la tónica de la maternidad en solitario y de la maternidad compartida.

Si después de meditarlo escoges libremente emprender esta travesía, me gustaría que supieras que puedes contar con mi apoyo para afrontar todo el proceso que tienes por delante.

Si crees que este post puede ayudar a otras personas, puedes compartirlo en las redes sociales.

Gracias por compartir.

Olivia de Prado

4 comentarios sobre “madre sola por elección

  1. Olivia Muchísimas Gracias por este post, es de un Gran Interés para mi, como tu bien sabes. Relatas muy bien cuales son los miedos que pueden surgir y me das aliento para seguir meditando una decisión tan trascendente en mi vida..Seguiré tus sabios consejos y valorare uno a uno los miedos para poder borrarlos de la lista.
    Como sabes para mi eres MI REFERENTE y la Amiga a la que he confesado mi anhelado deseo y todas mis dificultades en este camino..GRACIAS POR SER MI AMIGA se que te tengo muy cerca y Enhorabuena por ser como eres Una
    PERSONA EXCEPCIONAL LUCHADORA VALIENTE HONESTA…podría seguir sin fin..Serás de una Gran ayuda para todas aquellas personas que estén recorriendo este camino..Para mi eres Mi LUZ en mis tinieblas.
    Muchísimas Gracias de todo corazon

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s