Acompañamiento psicológico · Apoyo familiar · Diseño del Plan de R.A · Infertilidad · Tratamientos de Reproducción

“diseñando tu mapa de actuación”

mapa de actuacíón.jpg

Si eres de las que le gusta tener las cosas bien organizadas, estás en el camino correcto para no llevarte sorpresas desagradables en este viaje de la Reproducción Asistida.

Si por el contario eres de las que vas tomando decisiones sobre la marcha, te aconsejo que diseñes tu propio plan de acción antes de emprender tu viaje.

No estoy valorando una forma u otra de actuar, simplemente quiero informarte que en los procesos de Reproducción Asistida surgen continuamente imprevistos y no está de más que algunas cuestiones las tengas bien atadas.

Cuando nos sumergimos en un proceso de esas características, la mayoría de las veces pensamos que una vez que nos pongamos en manos de la ciencia y la medicina, se solucionará nuestro problema de infertilidad y que nos quedaremos pronto embarazadas, pero en algunas ocasiones nos cuesta más de un intento.

Algunas de las cuestiones que deberías tener en cuenta son:

  • El aspecto económico:

Si estás realizando el tratamiento en una clínica privada, habrás podido comprobar que los precios no son baratos.

Por lo que estaría bien que hicieras números, para ver de cuánto dinero podrías disponer y si cuentas con ayuda económica de algún familiar en caso de que lo necesitaras, valorando la posibilidad de que puede que no te quedes embarazada en el primer intento.

Una vez hayas hecho las cuentas, te sentirás más tranquila, porque controlando este aspecto te puedes marcar objetivos de forma más realista.

  • La asistencia psicológica:

Muchas de las mujeres que comienzan los tratamientos de Reproducción Asistida, no conocen el alcance del asunto al que se están enfrentando, pero te adelanto que no es un camino fácil.  Por ello los psicólogos especialistas en Infertilidad, aconsejamos un acompañamiento psicológico a lo largo de todo el proceso. Con el fin de sobrellevar la situación de la manera más saludable.

Cuántas veces habré oído “a mí no me va a pasar, yo voy a poder controlar la situación”; o lo que es lo mismo, “yo manejo perfectamente mis emociones” …. Y cuántas veces han venido a mi consulta esas mujeres enormemente afectadas a nivel emocional. Me encantaría decirte que es un camino sencillo, pero no conozco a nadie que haya pasado por aquí sin pena ni gloria.

Tampoco quiero ponerte en el peor escenario, porque este camino lo han hecho millones de mujeres consiguiendo el mayor de los éxitos, su hijo; pero quiero ser franca para que luego no tengas que lamentarte.

Por todo esto, te aconsejo que valores firmemente la posibilidad de contar con apoyo psicológico especializado en la materia.

  • Los apoyos de amigos y/o familiares con los que vas a contar:

Tanto si eres madre sola por elección, como si estas en pareja, los apoyos sociales y familiares son muy importantes, no sólo una vez hayas tenido a tu hijo, sino también durante el proceso.

Durante el tratamiento médico debes mantener el estilo de vida social, evitando aislarte de tu entorno, lo que te ayudará a estar activa y no hacer del tratamiento el eje de tu vida. Es muy importante sí, pero también lo son el resto de las personas y cosas que te rodean.

  • Reúne toda la información posible sobre las clínicas de la ciudad en la que resides:

Puedes recopilar información sobre los precios, horarios de atención al paciente, días de trabajo (es importante saber si también trabajan los fines de semana, por las cancelaciones o programaciones de los ciclos), servicios con los que cuentan (como por ejemplo la asistencia psicológica, ya que todas las clínicas no disponen de este servicio tan importante), ubicación, accesibilidad, tasa de éxitos, laboratorio y metodología con la cuentan (video time lapse)…etc

Y si fuera posible, estaría bien que conocieras a alguien que se haya hecho algún tratamiento en esa clínica, para que te pueda dar feedback de la misma.

En caso de que te hagas el tratamiento en la seguridad Social, podrías conocer el número de ciclos que te subvencionan y la edad límite hasta la que te van a realizar los tratamientos, para que puedas calcular tus tiempos.

  • Los tiempos que manejas:

 Podrías ponerte un límite de tiempo o un tope de intentos para hacerte los tratamientos en caso de que necesites hacer varios intentos. Puedes tener un programa de posibles pasos que dar y hacia dónde dirigirte en caso de que fracases.

Date un tiempo hasta conseguirlo, no tengas prisa por llegar, ármate de paciencia, pero no lo alargues indefinidamente, nadie puede resistir esta situación eternamente.

Con todo ello, toma papel y lápiz y comienza a diseñar ese mapa en el que aparece toda la información que has reunido, te permitirá seguir la ruta que tú decidas, en función de los planes previstos previamente.

Es cuanto menos divertido, de esta forma el viaje se hace más ameno y tienes la sensación de control de la situación, lo que te transmitirá mucha calma. Ésta sin duda será tu mejor aliada.

Si crees que este post puede ayudar a otras personas, puedes compartirlo en las redes sociales.

Gracias por compartir.

Olivia de Prado

 

 

2 comentarios sobre ““diseñando tu mapa de actuación”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s