Sin categoría

“Nada es tiempo perdido, todo es tiempo invertido”

bottles-1464025

¡Cuántas veces escucho a mis pacientes hablar de la sensación de perder el tiempo cuando están pasando por un proceso de Reproducción Asistida!

Cuando te embarcas en este tipo de tratamientos, nunca sabes cuándo van a terminar. Por este motivo, yo siempre recomiendo no centrarse única y exclusivamente en el tratamiento, sino también invertir tu tiempo en otro tipo de actividades que te hagan sentir bien.

Una de las primeras tareas que les propongo a mis pacientes, es hacer un listado con las cosas que hacían antes de conocer el diagnostico de infertilidad, y otra lista con las cosas que tenían previsto hacer, y que han dejado aparcadas.

Cuando repasamos esas dos listas, generalmente no hay casi nada de lo que allí pone, que no puedan hacer, pero sin embargo han relegado estas cosas a un segundo o tercer plano. Con esto quiero decir que, no hay nada que no puedas hacer mientras estás en los tratamientos de esterilidad. Aunque la realidad es otra.

Es como si te hubieras provisto de esas “orejeras” que suelen llevar las mulas de carga, para que no vean  lo que hay a su alrededor, con el fin de no distraerse de su objetivo, que en tu caso es tu embarazo. Esas “orejeras” te impiden disfrutar de lo que está ocurriendo en tu entorno.

Otro ejercicio que les propongo, es visualizar dos frascos de cristal. En uno han de meter (imaginariamente) todo “lo que tiene que ver con el Tratamiento de Reproducción”, y en el otro, todo lo que “no tiene que ver con el tratamiento”. Seguidamente les invito a prestar atención durante unos minutos a ambos frascos. Cuando compartimos la experiencia, generalmente dicen haber pasado más tiempo contemplando el frasco que contiene todo lo relacionado con el tratamiento, y casi no prestan atención al otro frasco.

Si miraras con intención y atención las cosas que hay en el frasco donde has metido todo lo que “no tiene que ver con el tratamiento”, podrías observar a qué le dedicas tu tiempo cuando no estás haciendo lo estrictamente necesario, como puede ser pincharte, acudir  a los controles, punción y trasferencia.

 ¿Te has planteado alguna vez en qué inviertes el resto del tiempo cuando no tienes que estar pendiente de los aspectos médicos?

Este tiempo del que te hablo, tal vez pueda ser más de lo esperado, días, semanas, meses…o incluso años. Si ese tiempo no lo dejaras pasar sin más, posiblemente no tendrías esa sensación de tiempo perdido. Porque lo estarías destinando a hacer todas esas cosas que aún te quedan  por hacer.

Todo este tiempo que te ocupa este proceso, no es tiempo perdido, es tiempo invertido en lo que tú decidas.

¿A qué esperas?, no hay mejor momento que éste para hacer todo aquello que dejaste aparcado tiempo atrás. Nada, ni nadie, van a esperar por ti.

Si crees que este post puede ayudar a otras personas, puedes compartirlo en las redes sociales.

Gracias por compartir.

Olivia de Prado

Un comentario sobre ““Nada es tiempo perdido, todo es tiempo invertido”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s