Acompañamiento psicológico · Equilibrio emocional · Estrés · Infertilidad · Pensamientos erroneos

“que la Reproducción Asistida deje de ser tabú”

tabu.jpg

La educación que hemos recibido en mi generación (que es la que más frecuenta hoy en día los centros de Reproducción Humana, fundamentalmente por cuestiones de edad), lleva asociada la creencia de que la infertilidad todavía es un estigma.

La infertilidad sigue siendo actualmente un tabú en nuestra sociedad. A las mujeres nos cuesta verbalizar que somos infértiles porque pensamos que no somos lo suficientemente “mujeres” por no ser capaces de concebir; y a los hombres, por pensar que no son lo suficientemente “hombres” por no ser capaces de fecundar. Ambas ideas no sólo son poco acertadas, sino me atrevería a decir que son erróneas.

Por un lado, hay mucha desinformación sobre los aspectos emocionales vinculados con este tipo de técnicas, cómo te sientes, cómo sobrellevarlo, cómo sentirte acompañada durante el proceso… Por el contrario, hay exceso de información técnica o médica, que se puede encontrar en Internet, con un solo click. Este es el motivo por el que en este blog “Buscando mi camino” comparto los aspectos psicológicos que rodean al mundo de la Reproducción Asistida, con el fin de que las pacientes no se sientan aisladas emocionalmente.

Cuando los tratamientos duran más de lo esperado, resulta muy complicado mantenerse “fuerte” durante todo el proceso; ya que, a lo largo de los diferentes ciclos, se recibe una de cal y una de arena. Tan pronto van bien las cosas, como se estropean en cuestión de horas. Nadie mejor que tú entiende a que me refiero… “cuando hay que cancelar un ciclo porque no se consigue la respuesta esperada”, “cuando parece que tienes la suficiente cantidad de embriones y de pronto se bloquean”, “cuando tienes una beta positiva, que se negativiza al día siguiente”, “cuando en un control ecográfico te dicen que el feto no tiene latido” … todas estas noticias suponen para la mujer y su pareja, un estrés que hace complicado mantener un adecuado equilibrio emocional.

Y, mientras vives todo esto, todo el mundo a tu alrededor te intenta dar ánimos y decirte frases como “no te estreses”, “no te obsesiones” o “no te preocupes”… entretanto, tú te sientes muy sola y muy incomprendida, y piensas que nadie puede ponerse en tu lugar.

Para atravesar cualquier tipo de proceso de Reproducción Asistida (R.A), es importante tener un proyecto paralelo ( pincha aqui); que ser madre, no sea lo único a lo que aspires en la vida. Si te centras únicamente en esto, no conseguirlo puede resultar muy frustrante.

Fijarse algunas metas a corto-medio plazo, que no tengan nada que ver con tener familia; o disfrutar de actividades que te resulten placenteras; te ayudará a transitar esta etapa sin necesidad de desajustarte emocionalmente.

Fomentar que se hable con naturalidad de estos procesos de R.A y relativizarlos (pincha aqui) para quienes los están viviendo, forma parte de mi día a día.

Si estás en este momento, te aconsejo que pidas ayuda ( pincha aqui), no es necesario que pases por esto tú sola, compartir todos estos sentimientos, hace que todo sea más fácil de llevar, porque al verbalizarlos resuenan en tu conciencia y completan tu experiencia.

Si crees que este post puede ayudar a otras personas, puedes compartirlo en las redes sociales.

Gracias por compartir.

Olivia de Prado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s