Ovodonación · Sin categoría

Ovodonación: “Transmitiendo una valiosa información”.

IMG-20190519-WA0000.jpg

Hoy quiero hablaros de un libro que ha escrito una mujer que tengo el placer de conocer desde hace un tiempo. Ella es valiente, sensible y emprendedora, Laura Navarro, quien bajo el título “La bruja Ferranda y las chispas de la abuela” cuenta como Leonarda y Melecio se quieren y tienen todo lo necesario para traer un bebé al mundo. Pero al parecer algo falla y no consiguen hacer realidad su sueño. Hasta que un día decíden ir en busca de la sabia bruja Ferranda y …¿ Qué sucederá?”

El cuento lleva implícitos algunos valores muy importantes.

Trata de facilitar a los más pequeños el entendimiento y la aceptación en el proceso de la ovodonación. Están presentes también valores como la generosidad y la perseverancia ante la dificultad propia del proceso, además del inmenso amor de los padres hacia una hija o hijo concebido mediante esta técnica”. Laura Navarro. Editorial Babi-Dibú. 2019.

Laura conoce muy de cerca todas aquellas emociones que tienen que ver con el proceso de Ovodonación, una de las técnicas más usadas en Reproducción Asistida en los últimos tiempos en las clínicas de fertilidad. Como ella cuenta, tuvo que recurrir a esta técnica por una mutación genética que quiere que su descendencia no herede.

En otros casos, algunas mujeres llegan a ovodonación por otros motivos, porque son pacientes con menopausia precoz, con mala calidad ovocitaria, con enfermedades hereditarias, o con edad avanzada, entre otros…

En anteriores artículos del Blog, he tratado esta situación en la que algunas familias finalmente deciden recurrir a la técnica de ovodonación, para poder ver cumplido su sueño de ser padres, comentando que es un camino costoso y una decisión bastante complicada para los futuros padres. Esta decisión debe ser firme y segura, para esto, se recomienda meditarlo detenidamente sin apresurarse en tomar decisiones de forma precipitada.

Una forma de facilitar la toma de decisiones, es buscando consejo psicológico que ayude a comprender lo que implica la recepción de óvulos donados, y permita tener claro el camino que van a recorrer para ser padres, sin consecuencias emocionales muy desgastantes.

Una de las mayores preocupaciones de las receptoras de óvulos, es que sus hijos no portarán su información genética. Esta fase es lo que se conoce como duelo genético.

Desde Psicología & Infertilidad ofrecemos apoyo psicológico a las pacientes para ayudarlas a superar estos miedos, dudas, o las dificultades emocionales que vayan apareciendo antes y a lo largo del camino.

En las sesiones vamos elaborando todas las implicaciones emocionales que conlleva el proceso. Una de las que más suele surgir es la apariencia física. Los parecidos entre niños y padres son más frecuentes de lo que podría parecer. Y existen varias explicaciones posibles:

  • Las clínicas buscan el mejor matching fenotípico posible, para asignar a la receptora una donante con características físicas muy similares.
  • El entorno en el que crece el niño ayuda a que adopte comportamientos, gestos, maneras de sonreír, etc. muy parecidos a los de sus padres y familiares más cercanos.
  • La epigenética juega un papel muy importante, que, como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, son factores que pueden modificar la expresión de los genes.

Además, la educación de los hijos tiene un valor importantísimo en su desarrollo y puede acabar teniendo más peso que la propia carga genética.

Tener hijos por ovodonación genera muchas dudas sobre si es recomendable contarles a los niños sus orígenes o no.

Como en otras ocasiones hemos defendido, y siguiendo la dinámica de los últimos años, desde la Psicología de la Reproducción, se ha observado una clara tendencia a favor de revelarlo, aunque todavía existe un amplio debate a nivel internacional relativo a este tema, el Comité de Ética de la ASRM (American Society for Reproductive Medicine) considera que hablarle al niño de sus orígenes, podría ser beneficioso.

Existen numerosos argumentos a favor como pueden ser:

  • Entender su propia identidad puede ayudarle a tomar mejores decisiones a lo largo de su vida.
  • Ayuda a construir una relación entre padres e hijos basada en la honestidad a la hora de comunicarse.
  • No contárselo puede llevar a que se generen tensiones a largo plazo entre aquellos que lo saben y los que no.
  • Conocer su propia herencia genética hace que puedan disponer de más información en caso de problemas graves de salud.
  • Informar al niño sobre sus orígenes puede serle útil ante temas relacionados con la consanguinidad.

¿Qué contar y cuándo hacerlo?

Tomar la decisión de cuánta información revelarle al niño dependerá tanto de las preferencias de los padres como del marco legal de cada país respecto a la donación de gametos.

Quienes están a favor de contarlo en la adolescencia o antes, estipulan que revelarlo a una edad temprana ( 6 o 7 años) hace que los niños puedan asimilar dicha información con el paso del tiempo y normalizarlo.

Planear cuándo contarlo puede ayudar a evitar que el niño lo descubra por sí mismo, lo cual puede ser contraproducente y romper la confianza en la familia.

En cualquier caso, decidir en qué momento contarlo dependerá de cada situación familiar, del nivel de preparación psicológica del niño y de si los padres consideran que su hijo es lo suficientemente maduro como para entender qué es la donación de gametos y qué implica.

Para ello, existen numerosas herramientas, con las que los padres pueden contar, a la hora de ir trabajando con sus hijos este tema.

Una de ellas y muy valiosa, es la lectura compartida. Y por ello escribo el post de hoy.

Porque quiero que conozcáis este maravilloso cuento, destinado a los más peques y a sus padres, escrito desde la mayor de las emociones, por una mujer, que habiéndose sometido a esta técnica decide hablar abiertamente de ello, con el único objetivo de normalizar y terminar con el estigma que rodea todo el proceso.

Gracias Laura por esta gran aportación al mundo de la Reproducción Asistida. Porque estoy segura que ayudará a transmitir esta valiosa información entre generaciones, y que muchos padres, abuelos, tíos, en definitiva, familiares, de todos estos niños nacidos gracias a la solidaridad de algunas mujeres, que donan “parte de sus chispas” para dar vida a niños muy muy deseados y queridos, te darían un abrazo infinito para agradecer este tan preciado tesoro que has puesto en sus manos.

Si crees que este post puede ayudar a otras personas, puedes compartirlo en las redes sociales.

Gracias por compartir.

Olivia de Prado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s