Psicología Perinatal (embarazo, parto y postparto).

¿Qué te aporta el acompañamiento psicológico durante el embazo, parto y postparto?

Existe la creencia de que el embarazo es una etapa idílica y tiene que ser vivida con plenitud, pero la realidad es que no todas las madres podemos disfrutar de este estado con tranquilidad. En ocasiones el embarazo supone una etapa en la que una no se siente bien, en la que siente emociones como miedo, ansiedad, angustia, tristeza…

Si sientes que no te encuentras bien y que no puedes manejar la situación sola, quizá sea un buen momento para solicitar una valoración por parte de un profesional especializado.

El embarazo trae consigo cambios tanto físicos como emocionales. Cada embarazo es vivido de manera diferente, ésto dependerá de múltiples factores, como puedan ser la propia historia previa, las circustancias que lo rodean, la manera en la que fue concebido, entre otros…

El puerperio no es como lo venden en las revistas, una etapa maravillosa en la que una está  radiante y feliz. El postparto real suele ser una etapa difícil, de reajuste, en la que una está agotada, insegura, y con un bebé que demanda atención todo el tiempo.

Esta fase de adaptación se supera a medida que descansamos y nos vamos acostumbrando a las necesidades del bebé, pero si se alarga en el tiempo y entorpece las funciones maternales y relaciones conyugales, puede ser un indicio de depresión puerperal y quizas seria aconsejable consultar con un especialista, para que te tienda su mano.

La detección de cualquier patología y su oportuno abordaje, el acompañamiento adecuado en cada uno de los casos y la aportación de herramientas preventivas y terapéuticas efectivas y sostenibles, son la base de la promoción de la salud en el más amplio sentido de la palabra.

Nuestra labor es acompañar a mujeres, y si lo desean también a sus parejas, que se encuentran en etapas de búsqueda, embarazo, parto y portparto, favoreciendo su bienestar y promoviendo su salud mental.